LAPAROSCÓPICA Y MÍNIMA INVASIÓN

Hernia hiatal

La hernia de hiato se produce cuando la parte superior del estómago empuja a través del músculo grande que separa el abdomen del tórax (diafragma).

Síntomas

En su mayoría, las hernias de hiato pequeñas no generan signos ni síntomas. Pero las hernias de hiato más grandes pueden causar:

  • Acidez estomacal.
  • Regurgitación de comida o líquido a la boca.
  • Retroceso de ácido estomacal al esófago (reflujo ácido).
  • Dificultad para tragar.
  • Dolor abdominal o en el pecho.
  • Sentirse lleno poco después de comer.
  • Falta de aire.
  • Vómitos con sangre o heces de color negro, que pueden indicar sangrado gastrointestinal.
Causas

Una hernia de hiato se genera cuando el tejido muscular debilitado permite que el estómago forme una protuberancia a través del diafragma. No está claro por qué ocurre esto. Pero la hernia de hiato puede estar causada por lo siguiente:

  • Cambios en el diafragma por la edad.
  • Lesiones en esta parte del cuerpo, por ejemplo, después de un traumatismo o ciertas clases de cirugía.
  • Nacer con un hiato inusualmente grande.
  • Presión persistente e intensa en los músculos circundantes, como al toser, vomitar, presión durante la evacuación intestinal, hacer ejercicio o al levantar objetos pesados.
Factores de riesgo

La hernia de hiato es más común en personas:

  • Mayor de 50 años.
  •  Personas con obesidad.